En este audiocurso vamos a ver como todos podemos entrenar la creatividad y su utilidad en cualquier ámbito de nuestra vida, tanto personal como profesional.

Últimamente, se habla mucho sobre creatividad y sobre la importancia de ser más creativo. De hecho, la creatividad es una de las soft skills más valoradas en los perfiles profesionales y cada vez más tiene más presencia en los currículos escolares.

Pero, ¿qué significa ser creativo? ¿Para qué sirve? ¿Realmente todas las personas pueden potenciar la creatividad, o es un talento reservado para unos pocos?

Para empezar, es importante tener en cuenta que la creatividad no es un talento, sino una capacidad. Es más, es una capacidad inherente al ser humano. Todos somos creativos, a nuestra manera. 

Y, al igual que las capacidades físicas (como la flexibilidad, la resistencia, la fuerza, la coordinación, el ritmo…) la creatividad es una capacidad que se puede entrenar, tanto para una función específica como en general. Por ejemplo, una persona puede entrenar en el gimnasio porque quiere ser mejor jugador de fútbol o porque, tal vez, quiera participar en una competición de body building. Pero cualquier persona pueden ir al gimnasio simplemente a mejorar su forma física para tener mejor salud, prevenir dolores musculares o tener más energía para sus tareas diarias.

Con la creatividad pasa exactamente igual. Y, del mismo modo que puedes mejorar tu forma física con  actividades que puedes realizar a diario, incluso sin ir al gimnasio, también puedes potenciar tu creatividad poniendo atención en actividades de tu día a día o incluyendo algunos hábitos y tareas en tus rutinas o tu planificación semanal o mensual. 

Teniendo esto en cuenta, a lo largo de doce  lecciones vamos a ver que la creatividad es una habilidad que todos podemos entrenar y que, además, es muy útil en cualquier ámbito de nuestra vida. También veremos algunas ideas para impulsar el pensamiento creativo y qué puedes hacer para potenciar la creatividad. ¡A por él!